Origen del sombrero vaquero.
Los pobladores eruopeos y mestizos al recorrer los extensos territorios de nuestro desierto y nuestra sierra usaban sombreros con ala ancha los cuales se les “arriscaban” por las extremas temperaturas naciendo así el sombrero vaquero que conocemos actualmente.

Referencia:
Libro: En el viejo camino a Chihuahua
Autores: Ma. Luisa Reyes Landia y Arturo Guevara Sánchez
 Probable origen de las botas vaqueras.
Para proteger sus piernas de las plantas espinosas, los habitantes de áreas con matorrales debieron emplear medias calzas. Consideramos que el uso de medias calzas entre la población indígena debió ser tan apropiado para evitar las espinas que de ellos debió derivarse el gusto por las llamadas botas vaqueras. Debido a que el verano era muy extremoso quizás los tobosos se limitaron a vestir taparrabos de piel y quizás chaleco. Los conchos andaban desnudos o se cubrían con pequeñas pieles. Con el tiempo llegaron a aficionarse al uso de ropas europeas.


Referencia:
Libro: En el viejo camino a Chihuahua
Autores: Ma. Luisa Reyes Landia y Arturo Guevara Sánchez
  
Los grupos nativos no conocían la propiedad privada, donde veían que había abundancia de comida llamaban a los demás grupos que andaban dispersos para que todos se acercaran a comer, cuando esto sucedía hacían lo “mitotes” donde festejaban cantando y danzando alrededor de una fogata agradeciendo la abundancia recibida.
Vieron muchas ventajas con la llegada de los españoles como por ejemplo la vestimenta, pero no entendían porque los nuevos pobladores “almacenaban” la comida. Era común que sin previo aviso se retiraran de las casas donde se les daba trabajo. Hubo un choque de culturas y de valores en esta época.

Referencia:
Libro: En el viejo camino a Chihuahua
Autores: Ma. Luisa Reyes Landia y Arturo Guevara Sánchez
  
  
Los Julimes intercambiaban productos con habitantes del norte como Oklahoma y lugares circunvecinos, practicaban la agricultura en pequeñas cantidades, sus productos los intercambiaban por pieles y demás productos de los otros grupos nomadas.

Referencia:
Libro: Los Julimes en la Conquista del Conchos de Eduardo Muñeton Soto.